FCSN // Newsletter // 2014 // Winter 2014 // Cómo ayudar a los niños pequeños a aprender dos idiomas
a

Cómo ayudar a los niños pequeños a aprender dos idiomas

Family reading a book

Reproducido de Datos Familiares en Educación – Una publicación del Centro de Massachusetts para la Familia y la Comunidad en FCSN

 

¿Cómo pueden ayudar los padres a que sus hijos pequeños aprendan dos idiomas?

Hoy en día, muchos padres crían a hijos pequeños que aprenden dos idiomas al mismo tiempo. Es importante que los padres y familiares que no hablan inglés comprendan que las habilidades lingüísticas tempranas que se aprenden en el idioma hablado en el hogar, ayudan a los niños a aprender y a comprender el inglés.

En los Estados Unidos muchos niños aprenden dos idiomas simultáneamente desde que nacen, el de su familia y el inglés. Todos los bebés nacen con el potencial de aprender idiomas. Algunos padres creen que criar a un hijo en más de un idioma puede confundirlo. Sin embargo, la investigación ha demostrado que la crianza bilingüe tiene muchas ventajas para los pequeños. Comprenden mejor dos culturas, desarrollan la capacidad de razonamiento y tienen una noción general más amplia de qué es el lenguaje. Las familias pueden ayudar a los aprendices de dos idiomas a desarrollar las habilidades que necesitarán para aprender y leer con éxito cuando comiencen la escuela.

En primer lugar, ¡converse!

¡Empiece a hablar del principio! Hable en español, en inglés o en somalí. Hable en el idioma que le resulte más natural a usted. Del nacimiento a los tres años, el cerebro de un niño crece más rápidamente que en cualquier otra etapa de la vida. Hablarle durante estos años es lo más importante que los padres pueden hacer para aprovechar al máximo este período de desarrollo cerebral temprano. El idioma en que los padres hablen con sus niños no importa. Con sólo hablarle y escuchar a un hijo, los padres marcan una diferencia que dura toda la vida.

Un estudio de gran alcance encontró que para los tres años de edad, los niños de familias que les hablaban a menudo tenían el doble de vocabulario que los de familias que les hablaban poco. Cuantas más palabras usen los padres al hablar con el bebé y cuanto más a menudo le hablen, mayor será el vocabulario del niño para la edad de tres años. Y cuanto más vocabulario tenga a los 3 años, más vocabulario tendrá en 5° grado. Estas diferencias persisten durante todos los años escolares.

Poner a un hijo delante del televisor no sirve. El niño tiene que interactuar con otros en torno a lo que ocurre en el momento para relacionar las palabras que oye con sus experiencias. Las interacciones sensibles con adultos contribuyen mucho más al desarrollo cerebral que cualquier juguete, programa de televisión o DVD.

Consejos para hablar

  • Hable de las cosas de todos los días. Conversar ayuda a los bebés y a los niños pequeños a relacionar las palabras con sus experiencias.
    – Al vestir a su hija o hijo, nombre y describa todo lo que le pone —pañal, chaqueta, pantalones, zapatos y calcetines— así como colores, botones y cremalleras.
    – Al viajar en autobús, en coche o al caminar, hable de lo que ven y cómo se sienten. Lea los carteles, señale los números, letras y colores.
  • El parloteo de los bebés es bueno. Desde un principio, responda al llanto de su niño con palabras y caricias. Cuando empiece a balbucear, siga contestándole con palabras, gestos y sonidos. Los niños a los que se les responde adquieren confianza y disfrutan del lenguaje.
  • Hable en oraciones de verdad. Use palabras difíciles también, aunque sepa que su niño no las comprenderá. Y use palabras más simples para ayudar a su niño a entender. Hable despacio y use gestos. Oír palabras nuevas enriquece el vocabulario del niño.
  • Cuéntele cuentos. Los cuentos introducen palabras que tal vez no surjan en la vida cotidiana.
  • Haga preguntas y converse. A medida que sus niños crezcan, pídales que le cuenten un cuento o que le repitan una historia conocida. Anime a sus niños de edad preescolar a hablar con usted de sus amigos, experiencias e ideas.
  • ¡Diviértanse! Las rimas, los trabalenguas y otros juegos de palabras en el idioma hablado en su casa ayudarán a sus hijos a aprender sonidos.

 

Lea para expandir el mundo de su niño

Al darle palabras a un hijo, le abre las puertas al mundo. Los libros son una de las mejores maneras de aumentar su vocabulario. Los niños a quienes se les lee desde que nacen, sea cual sea el idioma, aprenden a leer con más facilidad. Recuerde, las habilidades de lectura temprana que se aprenden en un idioma pueden transferirse a otro. Cuanto más fuertes sean las habilidades de lenguaje y lectura de un niño en el idioma del hogar, más fuertes serán en el segundo idioma.

Los años tempranos de un hijo pasan rápido, pero su impacto dura toda la vida. Cuando usted crea un ambiente diario rico en lenguaje mediante conversaciones, cuentos, juegos de palabras, rimas, canciones y lecturas, prepara a su hijo para un futuro de aprendizaje y éxito. Así que, ¡adelante! Diviértase, converse, lea, sonría, cante y juegue con sus niños. Hablarles, leerles y leer con ellos es la mejor manera de ayudarlos a empezar la escuela preparados y deseosos de aprender.

Consejos de lectura

  • Empiece a leer cuando su niño todavía sea bebé. Léale cada día. Lea en forma expresiva y use diferentes voces. Lleve libros para leer adondequiera que vaya.
  • ¿Usted no lee? ¡No se preocupe! No hace falta leer para ayudar a un hijo a aprender sobre la lectura y divertirse con libros. Hable de las ilustraciones y de la historia que narran. Invite a su niño a señalar dibujos y a dar vuelta las páginas. Hable con él o ella de lo que ven en las páginas.
  • Lea con su niño. Haga que participe en la trama de diferentes maneras. Anime a su hijo a “leer” o contarle el cuento. Nombre un dibujo y pídale que lo señale, o señálelo y pídale que lo nombre. Pídale que adivine lo que va a suceder. Si puede, ayúdele a reconocer letras y a conectarlas con los sonidos y hagan estos sonidos juntos.

Fuentes y recursos para ayudar a niños pequeños que hablan dos idiomas:
Get Ready to Read! El objetivo de este sitio web es ayudar a padres hispanohablantes de niños de jardín de infantes a edad preescolar a desarrollar sus habilidades de alfabetismo temprano y aprendizaje. Para obtener más información, visite http://getreadytoread.org/index.php?option=com_content&task=view&id=98&Itemid=107
¡Colorín Colorado! Este sitio web bilingüe ofrece información a los padres y las familias para ayudar a sus hijos a ser buenos lectores y estudiantes exitosos. Para obtener más información, visite www.colorincolorado.org/families