About UsEarly Childhood DevelopmentEducation & Special NeedsHealth CareGiving & EventsPublications & Resources

Cómo promover la educación durante el verano para estudiantes con dificultades de aprendizaje
Por Becky Rizoli
Proyecto de Información y Capacitación de Padres

Para los estudiantes con dificultades de aprendizaje, la escuela puede ser algo extremadamente estresante. Aunque tienen la misma capacidad de aprender y tener éxito académico que los demás estudiantes, a menudo tardan más en procesar la información y encontrar las respuestas correctas. Como resultado, pueden sentirse frustrados e incluso intimidados por los otros alumnos. Tal vez piensen, equivocadamente, que no son tan inteligentes como sus compañeros. Imagínese si su hija o hijo es el primer estudiante del aula en levantar la mano el primer día de clases en respuesta a una pregunta del maestro. ¡Piense en lo bueno que será para su autoestima! Aquí tiene algunas sugerencias para ayudarle a aprender durante el verano y darle una ventaja durante el próximo año escolar.

Repase las estructuras curriculares (Curriculum Frameworks, en inglés) del Departamento de Educación Primaria y Secundaria de Massachusetts en http://www.doe.mass.edu/frameworks/current.html. Allí encontrará una lista de lo que las escuelas enseñarán en cada materia en los diferentes grados. También puede llamar a su distrito escolar y pedir una copia del plan de estudios. Durante el verano, puede usar estas estructuras curriculares como guía para enseñar por adelantado a su niño lo que estudiará en la escuela.

Tal vez piense que su niño protestará. Pero el aprendizaje durante el verano no tiene por qué ser aburrido. Muy por el contrario, puede ser interesante y divertido porque el conocimiento puede adquirirse fuera del aula, permitiendo que sus hijos exploren sus intereses a su propio ritmo y adaptando el material a su estilo de aprendizaje. Aprender durante el verano es también una oportunidad de explorar la gran variedad de museos interesantes e interactivos que nuestro estado ofrece. Muchas bibliotecas dan a las familias pases a museos y al acuario, y muchos de estos sitios están relacionados con temas que se estudiarán en la escuela. Por ejemplo, si su niño acaba de pasar a tercer grado, en Ciencias Sociales (Social Studies) aprenderá sobre los primeros colonizadores de Nueva Inglaterra (Pilgrims o peregrinos). De modo que, una excursión a Plymouth —donde se puede visitar la Colonia de Plymouth (Plimoth Plantation) y el barco Mayflower— será una aventura divertida e interesante. Después, si tienen tiempo, caminen por el embarcadero o el puerto, visiten las tiendas de regalos o disfruten de un sabroso helado. Sus niños se divertirán tanto que ¡ni se darán cuenta de que han hecho un viaje educativo! De regreso, hablen sobre lo que han visto y aprendido.

¿Su hijo o hija acaba de terminar cuarto grado? En quinto grado aprenderá sobre Guerra de la Independencia de los Estados Unidos. Dele la ventaja de visitar Concord y Lexington, donde podrán visitar los campos de batalla y caminar por el sendero recorrido por Paul Revere con su caballo. Concord es también un lugar ideal para niños mayores que estudiarán la obra de Ralph Waldo Emerson, Henry David Thoreau y Nathaniel Hawthorne en la clase de inglés. Lleve a su hijo o hija a recorrer la histórica casa parroquial Old Manse y el hogar de Emerson, donde podrá aprender sobre estos autores y el trascendentalismo. Para coronar el día, caminen alrededor de Walden Pond, donde Thoreau vivió y escribió el ensayo titulado Walden.

Los futuros estudiantes de séptimo grado pueden prepararse para la clase de Historia Antigua visitando las galerías de arte egipcio, griego y romano en el Museo de Bellas Artes de Boston (Museum of Fine Arts) —útil y divertido también para quienes tomarán clases de arte o historia del arte.

En cuarto grado se estudiará sobre las ballenas en la clase de ciencias, y en onceavo grado se leerá Moby Dick. Entonces, visiten el museo de caza de ballenas (Whaling Museum) en New Bedford. Si a su niño le han asignado la lectura de The Crucible (Las brujas de Salem), The Witch of Blackbird Pond (El estanque del mirlo) o The House of The Seven Gables (La casa de los siete tejados), entonces una excursión a Salem es una gran idea. Y si aprenderá sobre el sistema solar, nada mejor que una visita al planetario del Museo de Ciencias de Boston (Hayden Planetarium en el Museum of Science).

Y aun si no puede ir a estos museos durante el verano, hay muchas maneras divertidas e interesantes de enseñarle a su niño antes de que las clases empiecen. Visite su biblioteca local y saque prestados libros, libros grabados en audio o DVD sobre temas que su hijo estudiará en la escuela. Los estudiantes con planes educativos individualizados (IEP, por sus siglas en inglés) tienen derecho a libros grabados o en formatos digitales que puedan reproducirse en una computadora o reproductor MP3. Éste es un servicio ofrecido por Talking Books Library (ver: http://mblc.state.ma.us/libraries/braille/index.php) y Recordings for the Blind and Dyslexic (ver: http://www.rfbd.org). Muchos estudiantes escuchan libros en su computadora o iPod, que descargan de http://www.audible.com o de http://www.bookshare.org.

Otro recurso excelente es la Asociación de Bibliotecas Estadounidenses (American Library Association). Y en http://www.ala.org/ala/mgrps/divs/alsc/index.cfm encontrará una amplia gama de páginas web recomendadas para niños, clasificadas por tema y materia. Preste atención a las páginas relacionadas con temas que su niño estudiará en la escuela. Estos sitios web son una manera divertida e interactiva de promover el aprendizaje durante el verano.

Y recuerde: aunque su escuela esté cerrada este verano, usted puede promover el aprendizaje fuera del aula, ¡y esto puede ser algo muy divertido!